La asertividad, es la capacidad de defender nuestros intereses, respetando los intereses de los demás. Esto incluye comportamientos como decir que no ante peticiones de otros, pedir favores, pedir cambios de conducta o expresar nuestra opinión.
Por eso, puede confundirse, con pensar sólo en uno mismo.

Cuando no somos asertivos, podemos ser muy complacientes, y aparentemente generosos, pero, en realidad, lo estamos haciendo desde nuestra necesidad de aceptación o de evitar el conflicto.

Siendo asertivos, es como podemos ser realmente generosos, porque sabemos y podemos decir que no, pero, si lo consideramos oportuno, decimos que si, y no desde la necesidad, sino desde la generosidad.

#bienestaremocional#psicologia#mercedesdelucaspsicologia#psicoterapia#terapiaonline#autoconocimiento#ansiedad#gestionemocional#terapiacognitiva#tallerdepsicologia#asertividad#mercedesdelucas#inteligenciaemocional#autoestima#saludemocional#yovoyaterapia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.