🍔🍟🌭Las #emociones y los alimentos mantienen relaciones muy estrechas.

Desde que nacemos relacionamos la alimentación con la sensación de “malestar/placer”. Aunque no es lo ideal, lo largo de la vida también asociamos la #comida con castigo/recompensa”.🏆🏆

😔Así, cuando por los motivos personales que sean, sentimos #insatisfacción, el cerebro nos empuja a encontrar una forma de compensación en la #comida, como hemos hecho desde que somos niños.

🍽Las ganas de comer en estas circunstancias, distintas al hambre física, se llama “hambre emocional” (descrito en otro post). En este caso, tomamos sobre todo alimentos hipercalóricos, como #carbohidratos y #azúcares.🥖🥞🌮🍧🍰

➡️La ingesta de azúcar y carbohidratos, sube nuestro #índiceglucémico y hace descender los niveles de #cortisol (la hormona del estrés) y aumenta los niveles de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina que nos producen placer a corto plazo y sensación de bienestar.☺️

➡️Este placer a corto plazo refuerza la conexión en el #cerebro insatisfacción- comida- placer. Lo que aumenta la probabilidad de que esta conducta se repita.📈

♻️Tras la subida de índice glucémico, viene la bajada. El cuerpo nos pide más azúcar y carbohidratos. Y además sentiremos #frustración derivada de haber comido más de la cuenta, o de haber perdido el control sobre la comida. 😥

😞😞A esto se suma las frustraciones que intentamos compensar con la comida y que, aunque han sido tapadas, no han sido solucionadas. ❌

😥➡️🍰Esta sensación de insatisfacción nos llevará de nuevo a coger el “atajo” del placer de la comida, para volver a compensar las emociones negativas, y así iremos “alimentado” un #círculovicioso que puede convertirse en una adicción.

No siempre somos conscientes de las tensiones y de las emociones negativas que sufrimos. Nos habituamos de forma espontanea y nos parece “lo normal”. 🤔

Por eso, cuando queremos bajar de peso o mejorar nuestra #relaciónconlacomida, es necesario ser conscientes de los que comemos y cuándo lo comemos y de nuestras emociones y su relación con la conducta de comer.

🔴¿Por dónde romper este círculo vicioso?🔴

➡️A nivel conductual romper con la comida rica en azucares y carbohidratos (las verduras y las proteínas no causan el mismo efecto).

➡️A nivel emocional, ser consciente de los factores vinculados a nuestras emociones y tratar de darles salida de una forma más adaptativa; deporte, distracciones, actividades placenteras.

➡️A nivel de pensamiento, encontrar una solución para nuestro estilo de vida estresante. Revisar nuestros pensamientos irracionales. Afrontar nuestras circunstancias de otra forma, quizá tengamos un estilo de vida sobrecargado o con carencias.

➡️Hacer dieta ayuda, pero sin solucionar lo demás, es muy posible que volvamos a nuestros viejos hábitos y se active de nuevo el círculo vicioso.

#psicologia#psiconutricion#psicoterapia#nutricion#hambreemocional#ansiedad#bienestaremocional#mercedesdelucaspsicologia#terapiaonline#autoconocimiento#ansiedad#gestionemocional#terapiacognitiva#distorsionescognitivas#tallerdepsicologia#estrés#asertividad#mercedesdelucas 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.